25.11.06

Ciencia literaria

Teoría de la compensación: a un libro malo, tres buenos. En mi caso, a una novela que me dejó insatisfecho, El viento de la luna, de Muñoz Molina, le siguieron tres joyas literarias: El guardián entre el centeno, de Salinger, El mar, de Banville y Los autonautas de la cosmopista, de Julio Cortázar y Carol Dunlop. Ojalá todas las casualidades fueran como esta, y la literatura pudiera compensarnos con esta simple, y a veces difícil, regla de tres.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal