19.9.08

Hay que ser cool sin interrupción

Según una de las contertulias de un programa de Telemadrid, “en los colegios catalanes, si un niño pide ir al baño en español, se le niega, y si habla algo que no sea catalán, comienza un acoso y derribo contra él por parte del personal del centro”. ¡Toma ya! Me había propuesto prestar poca atención a este tipo de comentarios, pero es que en este país se ha sobrepasado el límite. Puedo asegurar, como docente extremeño que trabaja en un instituto del centro de Barcelona, que aquí de estas opiniones nos partimos de risa, aunque ellos quieran partirnos la cara en cuanto cruzamos la frontera.
Con todo, me resulta curioso que se les llene la boca defendiendo el castellano, y no pongan el grito en el cielo cuando presumen de su Cibeles fashion week, de su Open Madrid, o de su Made in MAD. Eso sí que es defender una lengua, lo demás es sólo filología.

14 comentarios:

Blogger Cateusk ha dicho...

El comisario de Multilingüismo de la Comisión Europea, Leonard Orban, ayer mismo decía que los catalanes se hartan de cambiar al castellano sin que se den cuenta y elogió el modelo lingüístico catalán, que permite a los que no son catalanoparlantes poder vivir con "facilidad" en Cataluña.

Orban, que presentó ayer un informe sobre multilingüismo, citó a sus compatriotas rumaneses que han inmigrado a Barcelona a reforzar la evidencia que en Cataluña se puede vivir en castellano con total normalidad, a diferencia de lo que pasa con el catalán.

Ya es triste que tengan que venir de la Comunidad Europea a aclarar estas cosas (¿será porque todo lo que se dice en Cataluña se da por mentira en España?)

Claro que después de la credibilidad que merece Pepiño Blanco después de que le pillasen mintiendo en directo...

4:03 p. m.  
Blogger Lu ha dicho...

Resulta sorprendente escuchar declaraciones de tal calibre. Como docente que ejerce en Cataluña y enseña castellano, confieso que nunca he presenciado en ningún centro de los que he estado discriminación por razón de lengua.

Qué fácil es intoxicar la información. ¿Qué desprestigiada está la palabra, sea en el idioma que sea? Mentir se ha convertido en una gimnasia política.
Ay...

12:10 a. m.  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Tenemos la suerte de vivir en un país en el cual se hablan diferentes idiomas -o lenguas o como queráis llamarlas, no entro en estas cuestiones que ya me agotan- ¿no deberíamos sentirnos orgullosos de nuestra riqueza cultural?
Una curiosidad: entré en una libreria en San Carlos de la Rápita, con la librera mantuve una conversación de lo más normal, ella me hablaba en catalán y yo hacía lo mismo pero en castellano-incluyendo alguna "palabrina"-.LO viví y cuando me pasa lo siento igual, con total y absoluta normalidad.
Qué atrevida es la ignorancia.
Mª José

11:12 a. m.  
Anonymous Jesús ha dicho...

Lo peor es que, en infinitas ocasiones, la que habla no es la ignorancia, sino la manipulación. Y eso, ay, es muchísimo más peligroso...

11:17 a. m.  
Blogger Álex Chico ha dicho...

No es triste, March,que venga la Comunidad Europea. Afortunadamente las interpretaciones no dependen de lo que digan cuatro burócratas.

2:07 p. m.  
Blogger Álex Chico ha dicho...

Gracias Lourdes, por aportar también tu experiencia docente. Más cuando eres, también, profesora de castellano. Este es el tipo de opiniones que no interesan.

2:09 p. m.  
Blogger Álex Chico ha dicho...

Muy agradecido, María José, por tu aportación. Me siento identificado con lo que dices. Razones históricas y políticas al margen, aunque sea difçicil, me encanta pasar un mes en Argentina y Uruguay y sentirme hermano lingüísitco, por ejemplo. Es un bien común, sea cual sea la lengua quese defienda. Y aquí parece que el deporte nacional sea intoxicar el patrimonio cultural.

2:11 p. m.  
Blogger Álex Chico ha dicho...

O como bien dice Jesús, la tendencia a la manipulación. Intentaré cumplir mi promesa de prestarle nula atención a estas cosas. Lo intentaré, lo intentaré.

2:12 p. m.  
Blogger Á.V. ha dicho...

Muy bueno, Álex. Un abrazo.

9:31 a. m.  
Blogger Álex Chico ha dicho...

Gracias, Álvaro. Hablamos, y nunca mejor dicho, el mismo idioma.

7:40 p. m.  
Anonymous Beatriz ha dicho...

Trabajo desde hace unos meses en un instituto de Cataluña dando clase de Castellano y otras asignaturas como Educacíón para la ciudadanía o Historia de las religiones.Todas mis clases las imparto en castellano al igual que otros compañeros del centro. Creo que en la educación hay problemas mucho más graves por los que preocuparse porque son con los que tenemos que enfrentarnos cada día.
Llevo casi tres años viviendo en Barcelona y puedo asegurar que se puede vivir y trabajar sólo con el castellano. Pero sería una pena vivir en una comunidad con una riqueza lingüística como la de Cataluña y no aprovechar la oportunidad de aprender la otra lengua.

9:21 p. m.  
Blogger Álex Chico ha dicho...

Gracias, Beatriz, por tu esclarecedor comentario. Has dado en la clave en una cosa: en que en este tema hay cosas más importantes que dedicarse a contaminar el ambiente. Y estoy contigo en que me parecería una lástima no aprovechar el legado cultural del catalán, sobre todo si lo tenemos tan al alcance de nuestras manos.
Un abrazo. Álex.

11:56 a. m.  
Blogger RAIKO ha dicho...

Cada vez que he conversado sobre el tema con alguien que vive y trabaja en Cataluña, me han dicho lo mismo: aquí no vemos tal problema, no existe. Es curioso, porque si bien es cierto que estos temas generalmente se plantean desde esta parte de la casa (he llegado a sospechar que partiendo desde algún tipo de complejo atribuible a no sé muy bien qué trauma, porque otra explicación no cabe); el caso es que, partan de un lado u otro, generalmente vienen de elementos más bien radicales (de una u otra acera política, aquí no hay distinciones) que tienden, no sé si por naturaleza, a crear problemas donde no los hay. Pero bueno, eso en el fondo son sólo problemas de políticos, que tienden a usar la lengua como arma, los hablantes somos otra cosa. Quizá lo más acertado ante esto es lo que decía un profesor mío siempre que salía un tema parecido en clase: dejemos de perder el tiempo, que esto es política y aquí venimos a hablar de lingüística. Y por no repetirme y no extenderme (más), mi posición sobre el tema queda medianamente clara en mi blog, en la entrada del 25 de Agosto de este año. Saludos.

12:20 p. m.  
Blogger Álex Chico ha dicho...

Comparto tu opinión, Raiko, tanto en tu comentario como en la entrada a la que remites. Muy bien traída, de paso, tu anécdota estudiantil. Lo que importa y todo lo demás.
Un abrazo.

5:52 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal