16.6.07

El corazón, la nada

Tres son las citas que abren el libro El corazón, la nada, de Eduardo Moga. La primera pertenece a T. S. Eliot: "En la poesía, como en la vida, nuestra tarea consiste en sacar el máximo partido de una mala situación"; la segunda, de Antonio Gamoneda: "Sea la luz/ un acto humano"; y la última, de Emilio Adolfo Westphalen: "Me deslumbra tanta noche". Con este punto de partida, como para no seguir hasta el final.

3 comentarios:

Blogger óscar borona ha dicho...

Ciertamente hermosas. El arte de citar es sagrado. Escribir nos desnuda. Citar nos desnuda doblemente. Como bien indicas, una presentación así nos obliga felizmente a leer al menos la siguiente página del libro. Sea el corazón la nada.

5:54 a. m.  
Blogger Álex Chico ha dicho...

Ya sabes: uno se escribe a sí mismo cuando lee. Y si escribir es prescindir de la ropa, leer es dajarse la piel. Te animo a que lo sigas. Un abrazo, caro Borona.

12:55 p. m.  
Blogger Álex Chico ha dicho...

Quise decir "dejarse", en lugar de "dajarse", sin duda un verbo más literario, por metafórico, en aquello de la fonética.

3:47 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal