18.5.07

Me gustaría decirles, primero a los "unos": cuanto más os impregnéis de la cultura del país de acogida, tanto más podréis impregnarlo de la vuestra; y después a los "otros": cuanto más perciba un inmigrado que se respeta su cultura de origen, más se abrirá a la cultura del país de acogida.

Amin Maalouf

10 comentarios:

Blogger Diarios de Rayuela ha dicho...

Como intención no es mala. Pero en los tiempos que corren quizás sea necesario precisar más. En el mundo occidental, la integración debe ser generosa en la acogida, pero justo hasta límite que fijan los derechos y deberes de las sociedades democráticas.
Un cordial saludo.
Procuraré acercarme por estos lares cuando me sea posible.

11:04 p. m.  
Blogger Lu ha dicho...

Una buena máxima sobre el respeto de las culturas. Todas. Las acogedoras y las acogidas.

5:14 p. m.  
Blogger Jesús Montoya Juárez ha dicho...

En los tiempos que corren creo que habría que precisar todavía más: depende de lo que se entienda por sociedades democráticas, ¿la nuestra, Europa, EEUU? No hablaría de generosidad, hablaría de justicia que es muy diferente de legalidad. ¿Por qué un inmigrado con papeles en regla no puede votar a su presidente?

Saludos,

Jesús

1:05 a. m.  
Blogger Axolotl ha dicho...

Veo que el tema es polemico. Pero, ¿porque esperamos que la integración con los extranjeros sea perfecta cuando la integración con los nacionales tampoco lo es? Y no estoy hablado solo de "España" o los nacionalismos. Quizas haya que exigir menos y ser más realistas. Vamos a tener problemas con los emigrados se senegal por la misma razon que los tenemos con el vecino del quinto de toda la vida. Porque somos humanos, demasiado humanos.

2:02 p. m.  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Bonita reflexión. De llevarse a cabo esta apertura cultural, se acabarían la intolerancia y los conflictos, de los "unos" y los "otros".

1:30 p. m.  
Blogger Cateusk ha dicho...

Con la iglesia hemos topado. Yo estoy de acuerdo con esta afirmación, pero cuando se aplica justo después, no antes... La máxima aplicación de respeto de un inmigrante es el respeto a la cultura que lo acoge. Está más que demostrado que los inmigrantes que se han implicado en la cultura que les ha recibido (empezando por la lengua) han conseguido por parte de ésta una plena aceptación de la foránea, nunca al revés. El resto, es marginación y guetos.

4:02 p. m.  
Anonymous Anónimo ha dicho...

En griego,"regreso" se dice nostos.Algos significa "sufrimiento".La nostalgia es pues el sufrimiento causado por el deseo imcumplido de regresar.La Odisea es la epopeya fundadora de la nostalgia y Ulises, el mayor aventurero de todos los tiempos,es también el mayor nostálgico. En español, "añoranza" proviene del verbo añorar, que proviene a su vez del catalán enyorar, derivado del verbo latino ignorare (ignorar, no saber de algo). A la luz de esta etimología, la nostalgia se nos revela como el dolor de la ignorancia. Estás lejos, y no sé qué es de ti. Mi país queda lejos, y no sé qué ocurre en él.

Milan kundera, La ignorancia

Si alguien ha sentido nostalgia alguna vez de alguna persona, momento,olor, objeto o lugar... ha sido emigrante. Supongo, que la labor de los unos con los otros y los otros con los unos, es hacer que esa nostalgia sea un poquito menos dolorosa.

12:21 a. m.  
Blogger srcurri ha dicho...

Sólo cuando te miran como si fueras disminuido psíquico por no saber pronunciar correctamente las palabras que necesitas decir, es cuando uno se da cuenta de que es extranjero.
Saludos!

12:04 p. m.  
Blogger Álex Chico ha dicho...

Veo que el tema ha dado de sí. Gracias a todos por crear este diálogo.

2:17 p. m.  
Blogger Jesús Montoya Juárez ha dicho...

Aunque estoy de acuerdo con Cateusk en que donde fueres haz lo que vieres, no estoy de acuerdo con algunas cosas que plantea.

Basta que haya un guisante negro... Por más que haya mil "inmigrantes" que aprendan la lengua y se "acoplen", con que uno sea un delincuente o se niegue a aprender o respetar la cultura de acogida, los españolitos pensaremos que son todos unos... Y están pasando cosas en el día a día de nuestras ciudades para llamar a SOS racismo. El gueto lo hacemos todos, no quienes se niegan a adaptarse.

Traigo al conocimiento de los habitantes de la Isla la existencia del "Partido realista" cuya cuña radiofónica da miedo. "Inmigrainvasión", es la palabra que utilizan, pero las ideas las hemos oído cada día en la calle, en el bar, etc. Si tenéis la oportunidad de oírlo, veréis.

7:16 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal