2.2.06

Desengaños

El éxito de Sara Baras en Barcelona ha sido arrollador. Yo mismo lo comprobé en su concierto del pasado jueves 26 de enero. No era para menos, porque es un auténtico acontecimiento verla bailar (volar, para ser más exactos). A ella, y a su impresionante compañía. La acogida que tuvo antes y sobre todo después del concierto fue monumental. De paso, me sirvió para desmentir esa incipiente teoría que intentó desarrollar el programa Aquí hay tomate, y que consistía en la insultante idea de que el pueblo catalán no quería saber nada de la cultura andaluza por negarse a pagar a Isabel Pantoja para que viniera a cantar a un pueblo de Girona. Me consta que el mismo éxito tuvo Estrella Morente, y que tendrá su padre de aquí a unos días. Definitivamente, deberíamos replantearnos a quiénes dejamos ser portavoces. Y no sólo hablo de Jiménez Losantos.

1 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

Hace unos dias vi el RicardoIII del teatre Lliure, en Valladolid, bastion para algunos de la derecha, capital de esa region anticatalanista que se niega a devolver unos papeles robados a sus dueños, e incluso productora de sus propios vinos espumosos a utilizar en caso de boicot.Resultado: Lleno absoluto. Ovacion final. Ojala vinieran más artistas catalanes. Con el libre intercambio ganamos todos.

NÁZARI

12:47 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal