27.10.08

Hoy era martes, Jorge Brotons

Hace unos días me envió el poeta Jorge Brotons dos de sus libros. El que acabo de leer ahora es Hoy era martes, publicado en preciosa edición por Papers de Versàlia. He tomado varias notas durante su lectura. La primera, un corchete a una de las citas que abren el libro: “El extranjero te permite ser tú mismo,/ al hacer de ti un extranjero”, escribía Edmon Jabès. Por lo demás, anotaciones varias: la estética de la herida; la apuesta de Brotons por hacer de la frontera un lugar autónomo, visible, desde donde escribir; el lenguaje, la respiración y el ritmo propios de esa ubicación; los recursos literarios que lo acompañan y enriquecen (paralelismos, metáforas, quiasmos…); las dos orillas que nos separan de la realidad emocional y la intelectual; la búsqueda de esas localizaciones que, como el circo, están entre dos mitades; los restos que dejamos para que alguien note nuestra ausencia; la necesidad de fundirnos en el presente, ser presente; la actitud que imprime a unos poemas que saben hacer de la poesía un carácter.
En fin, un libro absolutamente recomendable. Al leerlo, pensé que el lugar de la escritura es incierto. No sabemos por qué hemos llegado a él, pero sabemos, al mismo tiempo, que no podríamos estar en otro sitio.