21.4.08

Joan Brossa, por Efi Cubero

Recomiendo efusivamente la entrevista que realizó la poeta Efi Cubero a Joan Brossa, hace ya una década. Aunque se publicó originariamente en varias partes, la revista Libro de artista nos la ofrece íntegra. Un testimonio imprescindible para entender quién fue el artista, y una iniciación sugerente para los que volvemos a Brossa después de varios años. Una recomendación: degustadla poco a poco, sin prisas.

3 comentarios:

Blogger José Manuel Díez ha dicho...

Buena recomendación, Álex. A mí Joan Brossa me interesa también mucho, en todas sus vertientes. Precisamente, abría mi Locura Ordinaria en diciembre de 2005 con un par de versos suyos...

Ayer comenté con Basilio algunos detalles de la presentación de tu libro. A ver si lo leo. Mucha suerte con él.

JM

3:50 a. m.  
Blogger David Vegue ha dicho...

Caro, preferiría ponerte este comentario en una entrada bajo tu nombre. A falta de ello, el de Brossa no es indigno del todo. Ayer, entre más de cien personas, faltó una de las tres o cuatro, me consta, a las que hubieras preferido incluso a cambio de la otra centena. Pero sabes que estuve allí. Estuve antes, hablando contigo, mientras, pensando en ti, y después, abrazados como siempre, donde siempre, donde se abrazan los que forjan alianzas inmortales: fuera del tiempo. Entre más de cien personas el que faltaba, sin embargo, tiene honores que ninguno de los otros ha tenido, he visto nacer, crecer y reproducirse al motivo por el que allí estaban todos reunidos, y lo he visto donde ninguno lo ha visto, en la más absoluta intimidad, allí por donde fluye la sangre, bajo las sábanas, piel con piel, la tuya, la mía. Por otra parte, ya nos pasó varias veces: faltar al punto de encuentro, al de partida, pero reunirnos por el camino y realizar el resto del viaje juntos hasta llegar al Alcaraván, a Madrid, a Oporto, a Bruselas, a Munich, a tu casa o a la mía. Será una vez más igual. A uno se le retrasan las manecillas del reloj, pero no pasa nada, en la siguiente estación, en la siguiente calle, el otro está esperándole, como hacen los amantes. Como siempre hemos hecho. Otra cosa más. Sin duda todo lo que pasó, y lo sé como si lo hubiera visto, tus ojos son los míos, como al revés, está sin duda a la altura que debía estar. Tu diste el milagro, a los demás sólo nos queda la responsabilidad de volver a desarrollar el sentido de la fiesta. Sigo teniendo el mayor privilegio. A la pregunta ¿adónde retirarse después de la hermosura?, a esa pregunta que todos nos hacemos ante alguien después de verle en su esplendor, en medio de toda la hermosura, que todos se hacen después de verte saludar y firmar hasta tener la lengua, la mano, seca, cansada, qué hará, dónde, despúés, qué privilegio los que sabemos la respuesta, los que sabemos lo que los demás tratan de imaginar en vano, el que sabe: después, viene a mi. Te quiero.

9:30 a. m.  
Blogger Álex Chico ha dicho...

Querido José Manuel. No sabía lo de tu cita. Espero, pues, que esta entrevista de Efi la confirme.
Me alegra que Basilio te comentara esos detalles. Cuando te hagas con él, me cuentas, de lector a lector.

Querido David. Tus palabras te acercaron a lo que ocurrió el 21 de abril. Lástima que no pudiera tenerte cerca al leer "Elipses". Efímero o no, los ecos perduran, o se trasforman. Así que ya tendremos tiempo en la presentación de Salamanca. Allí, ambos volveremos. Y cerraremos, por fin, el círculo.

2:59 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal