10.3.08

Razones para una novela

Por si no había avisado anteriormente, mi amigo Sergio Sastre abrió hace un par de meses un nuevo blog. Abandonó para mi desgracia su espacio Desde la pecera, donde era capaz de desdoblarse para hablarnos de historia mínima, que es como se escribe la otra Historia, la de mayúsculas. Ahora vuelve con un nuevo experimento. Ha creado un blog complementario a su proceso creativo. Lleva varios meses escribiendo una novela, y el blog le supone un lugar donde abordar todo lo que rodea ese proceso: estilo, fotografías, intenciones, reflexiones metaliterarias, referencias, viajes... Una buena forma de conocer de primera mano lo que envuelve una empresa tan tamaña. Y una buena forma de sentirse menos solo, porque la escritura de una novela exige unas dosis de soledad, si cabe, más inquietantes que la composición en otro género. Porque uno siempre puede plantarse en mitad de una sala a leer el primer poema de nuevo libro, mientras que no lo hace con el primer párrafo de la novela que comienza a escribir.

4 comentarios:

Blogger Axolotl ha dicho...

Me temo que hayas llegado un poco tarde, pero gracias de todas formas.
Aun estas a tiempo de borrar este post.
Pronto se reabrira la pecera. Y no sé que pasara con la novela...

10:43 p. m.  
Blogger Álex Chico ha dicho...

Cojonudo. Esto es lo que tiene ir siempre a destiempo. La novela seguirá. Y de todas formas siempre es una gran noticia la reapertura de la pecera.

1:04 p. m.  
Blogger mariposasalvuelo ha dicho...

Je. Dímelo a mi que soy coleccionista de soledades y con una novela colgada en el perchero (dos años ya) y mira que he pensado que ha sido por lo contrario.Tanta soledad...reseca el pensamiento. Yo me apunto de todas formas a asomarme por ahí, y más aún, ahora que se asomo el autor. Saludos Alex... tocayo, homónimo que atravieza mares. Gracias por tu comentario tan bello en mi blog. Un abrazo con aroma de tequilas...

4:04 a. m.  
Blogger Álex Chico ha dicho...

De nada. Interprétalo como lo que es: una trasferencia poética. Suerte, de paso, con esa novela. ¡Que abandone la percha y salga del armario!

11:02 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal