4.5.07

Edita 2007

Efectivamente: hay gente a la que sólo ves una vez al año. En mi caso, el Encuentro de editores independientes, en Punta Umbría, es el lugar que elijo desde hace unos años para pasar el puente de mayo y ver a personas que no ubicaría fuera del ambiente preveraniego de la ciudad sureña. Gente con la que no charlaré en un otoño caluroso, o en un invierno a destiempo. Y sin embargo volveré a ella después de que el año haya cumplido su ciclo de mayo a mayo. Hablo de amigos con lugar y fecha, extraños compañeros que regresarán con nuevas propuestas dentro de doce meses. Los días sucesivos siempre los paso con la energía renovada de quien se cree aún a tiempo, porque conoce o sigue conociendo a las personas que no han desistido en su empeño de hacer lo que les gusta. Sigo allí, claro.

2 comentarios:

Blogger Luna Miguel ha dicho...

Muchas gracias. Sí! Viva el Sr. Curri!

Siempre me gustó mayo, pasa algo parecido con las ferias del libro, hay gente que ves de mayo en mayo, de junio en junio, etc, como a la familia a finales de diciembre o a los profesores cuando empieza septiembre.

Este año me he perdido un poquito de esas cosas. El próximo volveré a la carga!

Un beso.

Luna.

7:24 p. m.  
Blogger Álex Chico ha dicho...

Feliz reencuentro, entonces. Sobre todo con las personas que aún no conoces. Un abrazo.

6:20 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal