29.4.11

Varsovia. Oeste.

Al oeste de Varsovia, así se titula la obra con la que ganó José Ángel Cilleruelo el IV Premio Málaga de Novela, en 2008. La recibí hace poco y su lectura, como suele decirse, fue del tirón. Bien narrada, Cilleruelo es, sin duda, uno de los autores más sugerentes e interesantes del panorama literario actual. Lo ha demostrado con su poesía, en libros como Maleza o su heterogéneo Barrio Alto. Un escritor que sabe cuidar el lenguaje y hacer que el lector sea capaz de experimentar lo narrado. Hasta sus últimas consecuencias. Al oeste de Varsovia lo confirma. Además, vuelve a una estructura que me interesa: la de explicar el presente a través de un pasado semiescondido, casi oculto. Averiguar lo que pasó como una excusa para entenderse, muchos años después. La memoria, en definitiva, puesta al servicio de nuestra realidad más inmediata. Tiene momentos memorables. A uno, sin embargo, le da la sensación de que el final llega pronto. Será que se me hace difícil abandonar a Cezary Ciéslak y compañía, vagando por la olvidada Polonia de Zielona Góra, al oeste de Varsovia.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal