16.1.11

El arte de desaparecer, 3

Tercera entrega de El arte de desaparecer. Aparece, en esta ocasión, en Revista de Letras, la publicación que tan bien dirige Josep Anton Muñoz. Encantado de formar parte de una de las revistas digitales más interesantes que podemos encontrar por la red.

4 comentarios:

Blogger Olga Bernad ha dicho...

Se escribe, igual que se nombra, para que algo o alguien no desaparezca del todo. Para mantenerlo cerca. Pienso en un niño diciendo mamá, en cualquiera de nosotros escribiendo, hace tiempo, el nombre de quien amábamos en las hojas de los libros de texto, en cualquier parte. Si nombrar es llamar y escribir es convocar, ¿qué es desaparecer?
Es todo un arte.

Me gustan tus apuntes.
Un beso.

11:26 p. m.  
Blogger * ha dicho...

me gustan tus historias sobre la desaparición. son pólvora y humo au même temps. bisous.

10:41 a. m.  
Blogger Álex Chico ha dicho...

Me gusta tu reflexión, Olga. Lo interesante del asunto es que convocar o llamar son formas extrañas de desaparecer. La presencia es una manera de desaparecer. Desaparecer y seguir siendo visibles, siquiera en la ficción.

Besos.

4:49 p. m.  
Blogger Álex Chico ha dicho...

pólvora y humo, bien pensado. al final la escritura son restos, ceniza.

bisous grandes.

4:50 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal