1.11.10

Efectos colaterales

Un par de amigas tienen que buscarse la vida esta misma semana si no quieren que su coche acabe en un depósito. El ayuntamiento de Barcelona ya les va avisando: el Papa no es compatible con los automóviles. Tampoco es compatible con los ciudadanos, que no podremos pasear por donde nos plazca el próximo fin de semana. Un par de días en los que estar encerrados o con una pancarta o con una senyera. En realidad, esa es la ciudad que espera nuestro alcalde: barceloneses recluidos en sus casas (si las tienen) y los turistas paseando a sus anchas.

4 comentarios:

Blogger Cateusk ha dicho...

Eso es porque el Papa es muy ecológico y está muy comprometido con el medio ambiente (es decir, ¿con los medios-hombre?)...

12:29 p. m.  
Blogger Álex Chico ha dicho...

Joder, March, a mí hablar de medios-hombres me recuerda a adolescente y ya que estamos hablando del Papa no sé yo sí...

5:12 p. m.  
Anonymous María José ha dicho...

... y además de muy ecológico, mira por el bienestar, en casita no se gasta... no me digas que no se preocupa de la economía doméstica: frente a la crisis... meditación y rezos de rosario, qué relaja, jejejeje.

12:10 p. m.  
Blogger Álex Chico ha dicho...

Más claro, agua, María José. Esta mañana un camarero me comentaba que llevaba toda la semana rezando para que mañana cayera un buen chaparrón en Barcelona. Yo rezo para que estos helicópteros que llevan dando el coñazo desde primera hora empleen sordina en próximas convocatorias.

1:08 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal