23.5.09

Setmana(s)

Estamos en la Setmana de la poesia de Barcelona. Desde el pasado jueves hasta el próximo miércoles. Viendo el programa, uno recuerda aquella frase de Cosmópolis, de Don DeLillo: "Vivimos una época demasiado contemporánea". Con todo, las actividades propuestas merecen la pena. Dentro del programa, y gracias a la invitación de Goya Gutiérrez y Agustín Calvo Galán, un conjunto de poetas fuimos a leer al Nostromo. Lo dije antes de leer, y lo comento ahora nuevamente. Es estupendo contar con este tipo de jornadas. Una apuesta, quizás, necesaria. Aun así, no debemos olvidar que hay gente, como Goya y Agustín, que posibilitan que esta ciudad no tenga que esperar hasta la última semana de mayo para escuchar poesía. Ellos reúnen durante todo el año al autor y al lector, aunque no salgan continuamente en programaciones culturales. Armar un festival no es fácil, pero mantener una propuesta así durante tanto tiempo es tarea mucho más compleja. Les doy las gracias por la invitación, y más aún por su entrega continua. Y conste que no hago publicidad de nada.

2 comentarios:

Blogger carme ha dicho...

Y un susurro al oído para que nos acercáramos a oír. Anduvimos por el centro y no dimos con el acto adecuado. Este podría habernos librado de la sensación de fracaso. ¿Será que tampoco sé leer bien los programas?

7:04 p. m.  
Blogger Álex Chico ha dicho...

Seguro que de esa equivocación también podrás extraer algo de poesía. Lo del Nostromo fue, la verdad, muy agradable. Y el sitio es estupendo para leer. Consulta su blog y verás que en esta semana hay más programación.

Saludos.

10:34 a. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal