12.11.08

Hay razones (para no votar)

Porque fomenta, al cabo, el clientelismo; porque genera, después, el seguidismo; porque, detrás, ya no nos queda ni la autocrítica; porque lo único que no ponen en peligro son las antiguas y gastadas formas de ejercer el poder; porque éste los corrompe; porque hemos confiado en un voto que luego nos genera desconfianza; porque no se puede mendigar buscando un sillón para refundar un sistema económico injusto; porque ninguno de nuestros gobernantes se ha opuesto a la nueva ley de inmigración; porque ninguno lo ha hecho en contra del despido de trabajadores; porque desvían dinero para aumentar sus arcas; porque no se puede hacer política ignorando al noventa por ciento de la población; porque han tolerado públicamente (por omisión) las palabras de una ciudadana monarca; porque se han inventado una ley de educación que segrera a los alumnos, que quita derechos a los docentes y que convierte a la enseñanza pública en enseñanza privada; porque quitan bachilleratos nocturnos y conservan barracones; porque se les llena la boca hablando del pueblo (pero sin el pueblo); porque mantienen guerras legales bajo una moral ilegal; porque sus intereses priman por encima de sus promesas; porque desvirtúan las palabras; porque las vician; porque premian al culpable, y culpabilizan al inocente; porque bajo formas supuestamente izquierdistas llevan a cabo los mismos defectos de la derecha; porque no hacen experimentos con sus hijos, pero sí los hacen con la comunidad trabajadora; porque permiten manifestaciones anticonstitucionales; porque te hacen creer que son necesarios; porque proponen soluciones a lo que no genera ningún problema. Porque, al final, nos engañan. Y ya está bien.

18 comentarios:

Blogger Jesús Bernal ha dicho...

Es duro y agrio, pero dice verdades como puños. Yo tampoco confié nunca en ellos, son como los otros, pero se disfrazaron de progres. Sólo los tontos se dejaron embaucar. Se veía a leguas que no iban a conseguir cambiar nada, pero lo peor no es eso, lo peor es que ni siquiera lo intentaron. Saludos.

5:32 p. m.  
Blogger MINA ha dicho...

Lo tremebundo es que, no votando, no conseguimos apenas nada más que perpetuar a los de siempre en sus poltronas de siempre. Para de verdad lograr algo tangible, habría que cambiar el sistema de forma que no lo reconociera ni la madre que lo parió.

Y eso se me antoja taaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaan difícil...

6:50 p. m.  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Todas muy buenas razones para no hacerlo. Creo que no te has olvidado ninguna.

Serena

7:20 p. m.  
Blogger Álex Chico ha dicho...

Jesús, he de reconocer que yo no supe verlo. Fue así.
Y radicalmente de acuerdo con tu última frase.
Salud.

7:53 p. m.  
Blogger Álex Chico ha dicho...

Tienes razón, Mina. El problema no es de la idea, sino de cómo se ejerce. Esa descompensación entre el dicho y el hecho. De todas maneras, este post es más un desahogo que una declaración de intenciones. Con todo, cada día llevo peor que me tomen el pelo.

7:55 p. m.  
Blogger Álex Chico ha dicho...

Serena, es lamentable que hayamos llegado hasta aquí, y que comprendamos, e inclusño podamos añadir, algunas razones más. Nos han dejado en la más mísera orfandad.
Y eso jode.

7:56 p. m.  
Blogger RAIKO ha dicho...

Este sentimiento de estar dejados de la mano de Dios, es acojonante. En el fondo son todos iguales, sólo que unos van de duros y otros de progres... Leyes antipersona como la famosa 4/2000, vaya, la ley de extranjería que, no sólo por la parte que me toca, es un despropósito, las leyes educativas, lo que empezó siendo una reforma se tornó en contrarreforma y reforma de contrarreformas que con tanta carajada esto empezó pareciendo Trento y terminará siendo Lepanto, porque comenzó en plan concilio y termina en batalla campal... pero nadie se atreve a ponerle solución desde ningún flanco del espectro político.
Este es el gobierno del quiero y no puedo, medidas a medias que venden como si fueran planes de choque para solucionar una crisis que todavía no se han atrevido a reconocer, mucha política social con legislación políticamente correcta, pero sin medios para ejecutarla.
Y bueno, de la guerra, mejor no digo nada, o cito en toda su extensión la letra de la Milonga del Moro Judío de Jorge Dréxler.
Y vaya si nos engañaron, compañero, yo caí, lo reconozco. Como escribí hace poco: ¡Nos vendieron la moto, carajo!. Un abrazo.

8:41 p. m.  
Blogger Álex Chico ha dicho...

Raiko, mil gracias. Tu aportación debería colgarla a modo de posdata dentro del blog. De verdad. Mil gracias, ya digo, por tu descarnado y lúcido comentario.
Desgraciadamente nos entendemos.

Un abrazo fuerte.

8:48 p. m.  
Blogger marisa ha dicho...

Excelente análisis no exento de ironía y cierta tristeza. Muy bueno. Conozco tu excelente poesía a travñes de DVD ediciones y de las afinidades electivas, pero tu blog es un lugar que merece la pena visitar. Un saludo de otra profesora que comprende muy bien que "enseñar en España es llorar" (a veces)

9:39 p. m.  
Blogger MINA ha dicho...

De todos modos, me preocupa el tono peyorativo que se ha dado últimamente a la palabra "progre", y que ha ido calando desde ciertos medios de la derecha más tremenda.

Para mí, que no voto -soy gata-, el problema español está entre una izquierda que cuando pierde se acompleja, y cuando gana se acomoda, y una derecha que cuando gana nos arrolla y cuando pierde nos descompone.

Sólo de pensarlo ya me bufo.

12:38 a. m.  
Blogger Álex Chico ha dicho...

Muchas gracias, Marisa, por tu visita y por tus comentarios. Voy ahora a leer tu página.

Un abrazo.

5:24 p. m.  
Blogger Álex Chico ha dicho...

Estupendo análisis final, Mina. Es un problema de complejos, por aportar más datos. Y ese estoy pero no estoy, soy aunque deje de serlo, y más y más.

Grazie mile, gata.

5:26 p. m.  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Votar o no votar, hé ahí la cuestión. Querido amigo, yo prefiero votar y elegir de entre lo malo, lo menos pior. Lo otro es promover a los que de verdad creemos que valen y son pulcros para que se metan y cambien, con nuestro apoyo, lo que vemos está mal. Un abrazo
Antonio Flórez

9:56 p. m.  
Blogger Álex Chico ha dicho...

Querido Antonio. Ya no sé qué pensar, precisamente porque así he pensado durante mucho tiempo y ya no encuentro razones. A menudo recuerdo aquella frase de Montalbán.

Un abrazo fuerte.

9:06 a. m.  
Anonymous Anónimo ha dicho...

gobierne quien gobierne, más ladrones y sinvergüenzas arriba o abajo, siempre me tendrás a tu lado para tomar un café.

10:20 p. m.  
Blogger Álex Chico ha dicho...

Anónimo, gracias por el ofrecimiento, llueva, nieve o truene. Ojalá supiera dónde y cuándo.
Abrazos.

10:57 a. m.  
Blogger Carme Muñoz ha dicho...

Yo ya tenía algunas pensadas para no votar, pero me has dado más y ya he acabado de convencerme porque... sería inacabable.

7:06 a. m.  
Blogger Álex Chico ha dicho...

Desgraciadamente, amiga.

Un abrazo.

8:58 a. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal