19.3.07

El lector invisible

Aunque se haya demostrado lo contrario, o eso creo, la teoría de que Fonollosa bien pudo ser un heterónimo de Pere Gimferrer me sigue resultando del todo atrayente. ¿Y si fuera al revés? ¿Alguien imagina a Gimferrer como un personaje del primero? ¿Podrá alguien dilucidar en un futuro quién de los dos existió realmente? ¿Haremos de la literatura un espacio invisible, del creador, un holograma? Acaso entonces descubriremos que la lectura es lo único real, y que novelistas o poetas sólo se deben conforman con leerse a sí mismos.

3 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

Y nosotros, los lectores, ¿de qué extraña novela formaremos parte?

Ignacio Balboa

7:37 p. m.  
Blogger Lu ha dicho...

A mí lo que más me gusta de la literatura es el juego de identidades. Siendo lectora, soy...
lo que la lectura me ofrece ser.

12:25 a. m.  
Blogger Álex Chico ha dicho...

Ahí se encuentra una de las claves. La esquizofrenia del escritor forma parte también del proceso de lectura. Ser alguien que no eres en realidad y que, sin embargo, sientes su vida como propia.

12:49 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal