1.2.07

El placer del viajero

Los viajes son una brutalidad. Le obligan a uno a confiar en extraños y a perder de vista toda la comodidad familiar de la casa y de los amigos. Se está en continuo desequilibrio. Nada le pertenece a uno salvo las cosas esenciales: el aire, el descanso, los sueños, el mar, el cielo, y todo tiende hacia lo eterno o a lo que imaginamos de la eternidad.
Cesare Pavese

3 comentarios:

Blogger Axolotl ha dicho...

Llevo varios dias entrando en tu blog, y releyendo la cita de Pavese. Quizas debería copiarla, pero perderia el placer de "viajar" hasta tu blog para encontrarme con ella.
Nada más. He vuelto a leerla y he vuelto a quedarme sin palabras.

7:00 p. m.  
Blogger Óscar Borona ha dicho...

Querido Álex, hablando de viajes y otras brutalidades, desde el desierto zen y deseándote lo mejor, aquí tienes:

ÍTACA

a Álex Chico Morales

ulises fornicó con polifemo
y no sació

ulises fornicó con 1.o13 sirenas
y no sació

ulises fornicó con su penélope
y no sació

amor amor catástrofe

ÍTACA NO EXISTE

3:36 a. m.  
Blogger Álex Chico ha dicho...

Nos quedan las palabras, querido axolotl, aunque parezca a veces lo contrario. La cita la encontré en otro hermoso libro, que dejo a tu patológica curiosidad su descubrimiento. Porque sé que llegarás a ella.
Y querido Óscar, aunque la distancia sea posible, la nuestra es minúscula, por David, por tus poemas, por tu blog, y por esa extraña habilidad que tenemos de permanecer. Gracias por tu hermoso poema, que me descubre algo que va más allá de un viaje y sin embargo puede resultar algo más habitable. Gracias también por la dedicatoria. Espero estar a la altura la vez que sea yo quien lo haga. Un abrazo.

1:16 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal