13.1.06

Amics amats

Cualquier excusa es buena para perpetuar la comunicación. Y este invento es una manera directa, ágil e inmediata de comunicarse con aquellos sin los que ya no te imaginas en la distancia. Todos ellos forman parte de esta página. Los que forman parte de mí como pieza angular. Los que pueden explicar mejor cómo soy. No basta sólo con admitirse un ser múltiple. Deberíamos intentar saber con quién conversamos a lo lejos. No dudo que el lector invisible acabe estando en uno mismo. Sin embargo, cada vez sospecho con más frecuencia que esa invisibilidad se ha ido fraguando poco a poco a través de muchas personas. Gente que sabe de mí y me conoce. Gente a la que acudo para definirme. Gente a la que siento cerca en el regreso. Parafraseo la dedicatoria de Manuel Talens, de su novela Hijas de Eva: “Un autor, a quien mucho debo, opinaba que cabría definir la dedicatoria de un libro como el modo más grato y más sensible de pronunciar un nombre. Yo afirmo que es tan grato y tan sensible dedicarte éste sin pronunciar el tuyo”. Alguien a quien quiero me dijo quién era el autor que se escondía detrás de la cita de Talens. No diré su nombre, ni tampoco los vuestros, ni el de quien esperaba desde hace tiempo que creara esta página. Ellos mismos sabrán pronunciarse mejor que nadie. Dejar que yo os pronuncie es la mayor recompensa que uno ha podido cosechar hasta el momento. Sabiéndonos cercanos para siempre.

1 comentarios:

Anonymous Axolotl ha dicho...

Las botellas de cristal rellenas de papel garabateado alejaron a sir Noone de la locura de la soledad durante los años que permanecio en la Isla.
Aunque nadie las leyera, él se sintió comunicado, inmerso en una identidad en la que no estaba solo, si exixtian otros seres humanos, si eran reales, y podía llegar hasta ellos, entonces no habia duda de que sus sospechas eran ciertas: Él, tambien, era un ser humano.

1:59 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal